En Sopa, Seco y Cine respiramos el séptimo arte, pero apartados de la rigidez convencional. Hay mucho que decir, ¿nos acompañan?